Seleccionar página

Noticias

 

 

Novedades Frumecar

Frumecar renueva el certificado ISO 9001:2015 hasta 2024: el éxito de la cultura de calidad llevado a las plantas de hormigón

por | Sep 24, 2021 | Noticias | 0 Comentarios

Frumecar tiene entre sus valores diferenciales la búsqueda constante de la calidad, la vocación de servicio al cliente, la voluntad de mejora y el afán por innovar. Frumecar aspira a ser un modelo de excelencia en el sector de las plantas de hormigón, los camiones hormigonera y todos los servicios de valor añadido asociados.

Nuestro proyecto nace de una idea, de una visión compartida. En nuestro caso esa visión ha sido siempre formar una comunidad en torno al hormigón con nuestros empleados, clientes y proveedores que busque el bien común, basada en relaciones de confianza, honestidad y transparencia.

Por ello es importante que nuestra actividad sea verificada por organismos externos y transparentes que ratifiquen que nuestros valores están en consonancia con nuestra manera de operar. Este es uno de los principales valores del sello ISO 9001.

La calidad empieza por aplicar métodos y procesos de calidad

La norma ISO 9001 enfoca los sistemas de gestión y control de la misma forma que los sistemas de gestión y prevención de riesgo. Su referente es la norma ISO 31000. El propósito es forjar un clima de confianza y satisfacción a los usuarios. Establecer un sistema de trabajo basado en la prevención y la mejora.

Los principios de calidad sobre los que gira la ISO 9001 son la orientación al cliente, el liderazgo, la participación, la voluntad de mejora, y el enfoque fundamentado en procesos.

Los procesos dentro de la organización, para cumplir con las normas de calidad, deben conformarse a la estructura PHVA: Planear, Hacer, Verificar y Actuar. Bajo esta matriz de actuación se subdividen los capítulos específicos de la norma (los que van del 4 al 10) tal como se ve en el siguiente esquema.

Sobre los items de esta plantilla se valora la implementación de procesos dentro de la empresa, basados en la planificación, la comprobación, la medición y la evaluación periódica. La calidad deja así de ser un concepto intuitivo para convertirse un compromiso: en una forma de ser y de actuar.

El certificado reconoce nuestro trabajo y otorga una ventaja competitiva en el mercado

Las certificaciones deben ser emitidas por consultoras reconocidas por ISO. En nuestro caso lo ha sido por la Société Générale de Surveillance (SGS), una corporación multinacional con sede en Suiza.

Un sello ISO da un beneficio comparativo a las empresas que lo obtienen, ya que garantizan unos estándares de trabajo y de cumplimiento ante todos los agentes implicados, desde los accionistas, pasando por los empleados, hasta el cliente final:  un marchamo de calidad. Además, facilita el posicionamiento en el mercado entre las empresas que operan bajo mecanismos fiables y transparentes. Una empresa de calidad reconocida siempre será contratada preferentemente frente a otra que no dispone de certificaciones como las ISO.

Por ello, el sello ISO 9001:2015 reafirma nuestro compromiso con la calidad y la satisfacción al cliente, nos impulsa y nos motiva a tener siempre presentes los valores y las metas que nos hemos dado. Corroboran que estamos en la buena dirección y que nuestros esfuerzos para mejorar e innovar son una realidad.

Para no perderse ninguna novedad

Política de privacidad