Seleccionar página

Noticias

 

Novedades Frumecar

Las 3 razones que convierten los sistemas de reciclaje en las plantas de hormigón en un magnífico negocio

por | Oct 6, 2021 | Concrete | 0 Comentarios

Los tiempos en que el hormigón sobrante o en mal estado se arrojaba a un vertedero han quedado para la historia. Ahora, el sector del concreto es consciente de los múltiples beneficios que aportan los sistemas de reciclaje en las plantas de hormigón, tanto económicos como medioambientales.  

En internet hay mucha información sobre sistemas de reciclaje. También nosotros en Frumecar nos hemos tomado siempre en serio esta cuestión. En nuestro catálogo, tenemos recicladores que eliminan los residuos del hormigón sobrante de las obras y de los camiones hormigoneras, a la vez que separan los áridos y el agua para su posterior reutilización. Además, ofrecemos soluciones que dan una nueva vida al hormigón sobrante al transformarlo en nuevos productos listos para su venta, como comentaremos más adelante. Porque sabemos que reciclar, en una central de producción de hormigón o en una obra, es positivo para su negocio, por muchas razones. En este post le vamos a hablar de las 3 principales.

1. Se protege el medio ambiente.

Antes, los sobrantes de hormigón solían ser llevados a vertederos o tierras en desuso. Esto suponía, además de un gasto de recursos (tiempo de traslado, operarios, camiones, combustible), un perjuicio medioambiental y económico. También dificultaba la posterior utilización agrícola de esos terrenos, ya que, volver a hacerlos productivos, necesitaba un duro trabajo previo y deterioraba su rendimiento futuro. Por eso, hay que entender que la protección del medio es positiva tanto para la sociedad como para el propio negocio, pues se mejoran las condiciones tanto ecológicas como económicas del entorno de las obras y de las centrales de producción de concreto.

2. Se maximiza el uso de material en las plantas de hormigón

Recuperar y reutilizar los sobrantes del hormigón se ha convertido en una fuente de ingresos para las centrales y para las obras. Este concreto puede ser usado con garantías para producir bloques con los que se pueden elaborar elementos de mobiliario urbano: muros, asientos, elementos de señalización, construcciones temporales y desmontables, e incluso viviendas.

En Frumecar, disponemos de un producto, Frumeblock que convierte el hormigón sobrante, con rapidez y sencillez, en bloques de diversos tamaños que pueden ser fácilmente comercializados.

 3. Se aprovecha el agua residual

Los cambios del clima relacionados con la huella de carbono y la subida de las temperaturas afectan a las reservas de agua del planeta. Reusar el agua residual —y usarla preferentemente en vez de la potable—se ha convertido en un imperativo para empresas, administraciones y particulares. Los recicladores de hormigón cumplen una importante función en este sentido, pues separan los áridos del agua y los finos, lo que posibilita la reutilización del agua para la fabricación de nuevos hormigones.

 Reciclar agua es la oportunidad de hacer coincidir el rendimiento económico con el beneficio ecológico, ya que, además, disminuir los vertidos de hormigón mejora el estado de las aguas freáticas.

Reciclar no es solo una obligación para con el entorno, sino una oportunidad de mejorar las condiciones y la productividad de su planta de hormigón o de su obra. Hay más beneficios derivados del reciclaje del hormigón. Si quiere conocerlos contacte con nosotros. Estamos encantados de ayudarle.

Para no perderse ninguna novedad

Política de privacidad

POST RELACIONADOS

¿Cómo funciona una planta de hormigón?

¿Cómo funciona una planta de hormigón?

    Novedades FrumecarSe oye a menudo en la industria de la construcción la expresión «planta de hormigón» y todo el mundo imagina, correctamente, que tiene que ver con la elaboración del hormigón. Pero no todos conocen cómo funciona una planta. Aquí le...